La cirugía bariátrica es la respuesta para atender padecimientos a la salud ocasionados por la obesidad, sin embargo, el verdadero éxito se alcanza cuando los pacientes asumen una nueva forma de vida caracterizada por una alimentación correcta y el hábito de ejercitarse constantemente.

Una dieta balanceada no se trata tanto de la cantidad de los alimentos que se ingieren, sino de su calidad; de los nutrientes que estamos llevando al cuerpo. Particularmente, al hablar de personas que han elegido un procedimiento bariátrico, la atención debe ser mucho más cercana con el fin de llegar a la meta de pérdida de peso sin complicaciones.

El proceso de reintegración a los alimentos después de una cirugía de obesidad consta de 6 fases distintas en las que los pacientes poco a poco van integrando paulatinamente diferentes proteínas, verduras y legumbres. En Gastric Bypass México contamos con un equipo de especialistas en nutrición quienes se encargan de monitorear cada una de estas fases de manera personalizada.

Cabe señalar que este equipo, además de guiar al paciente fase a fase, se encarga de dar énfasis a que se comprenda completamente el porqué de cada una de ellas, de manera tal que poco a poco se logra un aprendizaje alimenticio que se queda con los pacientes a largo plazo. Es decir, no solo se trata de entregar las listas de alimentos permitidos o prohibidos, sino de hacer consciente una forma de vida saludable.